Cargando...
Parroquia Nuestras Señora del Rosario Lambaré

Lectura del Dia

Primera lectura

Lectura del libro del Eclesiástico (3,17-18.20.28-29):

Hijo mío, en tus asuntos procede con humildad y te querrán más que al hombre generoso. Hazte pequeño en las grandezas humanas, y alcanzarás el favor de Dios; porque es grande la misericordia de Dios, y revela sus secretos a los humildes. No corras a curar la herida del cínico, pues no tiene cura, es brote de mala planta. El sabio aprecia las sentencias de los sabios, el oído atento a la sabiduría se alegrará.

Palabra de Dios

Salmo

Sal 67,4-5ac.6-7ab.10-11

R/.
Preparaste, oh Dios, casa para los pobres

Los justos se alegran,
gozan en la presencia de Dios,
rebosando de alegría.
Cantad a Dios, tocad en su honor;
su nombre es el Señor. R/.

Padre de huérfanos, protector de viudas,
Dios vive en su santa morada.
Dios prepara casa a los desvalidos,
libera a los cautivos y los enriquece. R/.

Derramaste en tu heredad, oh Dios, una lluvia copiosa,
aliviaste la tierra extenuada;
y tu rebaño habitó en la tierra
que tu bondad, oh Dios, preparó para los pobres. R/.

Segunda lectura

Lectura de la carta a los Hebreos (12,18-19.22-24a):

Vosotros no os habéis acercado a un monte tangible, a un fuego encendido, a densos nubarrones, a la tormenta, al sonido de la trompeta; ni habéis oído aquella voz que el pueblo, al oírla, pidió que no les siguiera hablando. Vosotros os habéis acercado al monte de Sión, ciudad del Dios vivo, Jerusalén del cielo, a millares de ángeles en fiesta, a la asamblea de los primogénitos inscritos en el cielo, a Dios, juez de todos, a las almas de los justos que han llegado a su destino y al Mediador de la nueva alianza, Jesús.

Palabra de Dios

Evangelio del domingo

Evangelio según san Lucas (14,1.7-14), del domingo, 28 de agosto de 2016 97

Lectura del santo evangelio según san Lucas (14,1.7-14):

Un sábado, entró Jesús en casa de uno de los principales fariseos para comer, y ellos le estaban espiando. Notando que los convidados escogían los primeros puestos, les propuso esta parábola: «Cuando te conviden a una boda, no te sientes en el puesto principal, no sea que hayan convidado a otro de más categoría que tú; y vendrá el que os convidó a ti y al otro y te dirá: "Cédele el puesto a éste." Entonces, avergonzado, irás a ocupar el último puesto. Al revés, cuando te conviden, vete a sentarte en el último puesto, para que, cuando venga el que te convidó, te diga: "Amigo, sube más arriba." Entonces quedarás muy bien ante todos los comensales. Porque todo el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.»
Y dijo al que lo había invitado: «Cuando des una comida o una cena, no invites a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a los vecinos ricos; porque corresponderán invitándote, y quedarás pagado. Cuando des un banquete, invita a pobres, lisiados, cojos y ciegos; dichoso tú, porque no pueden pagarte; te pagarán cuando resuciten los justos.»

Palabra del Señor

Queridos hermanos:

Es sábado, Jesús es invitado a comer a casa de uno de los principales fariseos, la comida en aquella cultura, tenía una importancia que hoy se ha perdido. Desde aquí se comprende la relevancia que tienen en el Evangelio las comidas de Jesús con toda clase de personas, eren un motivo de amistad, de integración, en muchas ocasiones el Reino es significado como un banquete. En esta ocasión, los invitados debían ser distinguidos y sobre todo: “ellos le estaban espiando”. Puede que se hayan equivocado, e invitado a un desclasado o es curiosidad para ver su comportamiento.

Van dados: “Notando que los convidados escogían los primeros puestos, les propuso esta parábola”. Es lo normal, en la mesa principal deben estar los que tienen mayor categoría, hay que mantener el rango, reconocer a la elite y saber quiénes son los importantes. Se han de aceptar las diferencias de clases y los títulos de superior…, muchas de estas cosas también ocurren en la Iglesia, algunos no se han enterado que en la ultima cena, lo que regalo Jesús a los que quisieran ser importantes, son una jofaina y una toalla para lavar los pies a todos los comensales.

Hay que cambiar el orden, se rechaza una sociedad que crea primeros y últimos: “Porque todo el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido”. La humildad como nos dice la primera lectura del Eclesiástico es la virtud de los hombres de Dios. Cuantas ansias de subir en el escalafón mostrando una falsa humildad, cuantas ganas de ser los primeros aunque tengamos que pisar por el camino, la historia la escriben siempre los ganadores. Lo que pretende Jesús es imposible, acabar con una sociedad desigual, siempre existirán selectos y plebeyos, ricos y pobres.

Será preciso saber a quién invitamos a comer: “Cuando des una comida o una cena, no invites a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a tus vecinos ricos; porque corresponderán invitándote y quedarás pagado. Cuando des un banquete, invita a pobres, lisiados, cojos y ciegos; dichoso tú, porque no pueden pagarte; te pagarán cuando resuciten los justos”, estos son los elegidos para el Reino. En nuestras mesas, entre nuestros amigos, con cuantas manos podemos contar a los más necesitados. Es todo un reto.

Jesús propugna una relación de reciprocidad basada en la gratuidad y la generosidad; una solidaridad que no puede quedar limitada sólo al grupo, sino que se debe extender a todos. Con su estilo de vida, aspira y propugna una sociedad radicalmente diferente. En esta línea esta todo el Evangelio de Lucas, cuando hace decir a María en el Magníficat: que Dios derribará del trono a los poderosos y exaltará a los humildes, a los hambrientos los colmará de bienes y a los ricos los despedirá vacios. Cuando en las bienaventuranzas declara dichosos a los pobres y lanza sus ¡ahí! contra los ricos.

El orgullo, la autosuficiencia, el afán de poder y de ocupar los primeros puestos, es una moneda de las más apreciadas por el mundo. Pero, no es la manera para entrar en el Reino de Dios. El humilde alcanza el aprecio de los demás y el favor de Dios. Dios abre las puertas de la ciudad futura a los humildes y pobres y Jesús quiere una comunidad distinta de hermanos, sentados a la misma mesa. Lo demás suelen ser justificaciones, prejuicios y engaños, que pretenden mantener el orden establecido y acallar la novedad de las palabras del Maestro.

Es domingo, miremos a la asamblea, estamos todos, o faltan a nuestro lado algunos de los mentados en el texto, traigámosles aunque sólo sea en nuestras peticiones.

Un Buen Lugar Para Todos

Saludo (1Cor, 7 y 1,31)
¿Qué poseen ustedes que no lo hayan recibido?
Si todo lo que tienen lo han recibido como don,
entonces, ¿por qué vanagloriarse de ello?
Si alguien debe vanagloriarse,
que se vanaglorie en el Señor.
Que el Señor, el dador de  vida, esté con ustedes.

Introducción por el Celebrante
¿Cómo miramos a otros, y a nosotros mismos, en relación a ellos? ¿Despreciamos a otros, al menos a alguien, y nos consideramos más importantes, como personas dignas de consideración y de honores?
El mensaje de hoy es claro: En el Reino hay un buen lugar para todos y para cada uno. Si hubiera de haber alguna preferencia, habría de ser para los pobres, los discapacitados, los humildes, ya que Dios les otorga el primer lugar, y son los favoritos de Jesús. El mismo Jesús nos pregunta aquí y ahora: ¿Qué lugar eligen ustedes y qué lugar ceden a los demás?

Acto Penitencial
Nosotros buscamos honores  y ventajas para nosotros mismos,
incluso quitando de en medio a los demás, a codazos,  
para ser nosotros los primeros.
Pedimos ahora al Señor y a los hermanos que nos perdonen.
    (Pausa)
Señor Jesús, tú viniste a vivir entre nosotros
no para ser servido sino para servir:
R/ Señor, ten piedad de nosotros.

Cristo Jesús, tú invitas a todos a la mesa de tu banquete de fiesta:
la Eucaristía:
R/ Cristo, ten piedad de nosotros.

Señor Jesús, tú viniste a llamar
no a los sanos, sino a los enfermos:
R/ Señor, ten piedad de nosotros.

Ten misericordia de nosotros, Señor,
y perdona nuestra soberbia
y nuestra hambre de reconocimiento y de honores.
Admítenos a tu mesa
y llévanos a la vida eterna.

Oración Colecta
Oremos a Dios, que nos invita a todos a su Reino.
    (Pausa)
Oh Padre nuestro:
Tú alzas a los humildes;
y tu Hijo Jesús vino a nuestro mundo
como el servidor de todos
y cuidó con cariño a los desamparados.
Haz que, con él y como él,
respetemos y apreciemos a los débiles,
a los indefensos y a los humildes,
y que aceptemos con agrado contarnos entre ellos.
Disponnos a ayudarles y también a buscar su ayuda
porque tú también has derramado
tu misericordia sobre nosotros
por medio de Jesucristo nuestro Señor.

Primera Lectura (Eclo 3,17-20.28-29): Cuanto más Grande, más Humilde
No podemos estar abiertos a la gracia de Dios, si no ponemos a un lado nuestra soberbia. La gente aprecia nuestra falta de pretensiones y ve a través de nuestra vanagloria.
 
Segunda Lectura (Heb 12,18-19.22-24): Jesús es Nuestro Salvador y Nuestra Alianza
Por medio de Jesús, el mediador de la Nueva Alianza, los cristianos, aun en la tierra, están ya como si vivieran como ciudadanos del cielo.

Evangelio (Lc 14,1.7-14): Ven más Arriba, Amigo
En su Reino, Dios invita a los que se reconocen humildes y necesitados de salvación. Así mismo, el seguidor de Cristo invita a los pobres y a los humildes.

Oración de los Fieles
Procuremos que los últimos y los más humildes a los ojos de la gente, sean los primeros en nuestra oración al Padre. Y así digamos:  R/ Señor, ven y sálvanos.
Señor, en nuestro mundo los poderosos son aplaudidos, pero los humildes son despreciados. Recuerda a los humildes. Así te lo pedimos:
Señor, en nuestro mundo tantas veces los pobres se vuelven cada vez más pobres y los ricos cada vez más ricos. Recuerda a los desposeídos y a los necesitados. Así te lo pedimos:
Señor, en nuestros hogares muchos enfermos, los ancianos, los débiles y los solitarios, son con frecuencia descuidados y abandonados. Recuerda, Señor, a todos los que sufren. Así te lo pedimos:
En muchos países  -incluido el nuestro-  hay mucha gente sin hogar y son refugiados, que no tienen ni “piedra donde reclinar su cabeza”. Recuérdalos a todos, Señor. Así te lo pedimos:
Muchos niños y ancianos sólo tienen la calle donde vivir y dormir; también muchos encarcelados son totalmente orillados y olvidados. Recuérdalos a todos, Señor. Así te lo pedimos:
Hay mucha gente por la que nadie ruega, y hay gente que nos hiere y aflige. Recuérdalos a todos ellos, Señor. Así te lo pedimos:
Señor, dígnate escuchar las súplicas de los que confían en ti. Ayúdanos a acordarnos, contigo, de nuestras hermanas y hermanos más pequeños y humillados. Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.
 
Oración sobre las Ofrendas
Señor Dios, Padre nuestro:
Tú no tienes en cuenta la pobreza de nuestros corazones
y nos otorgas un sitio de honor
en el banquete eucarístico de tu Hijo.
Danos la gracia de aprender de él
a estar al servicio de todos,
para que tú también nos des un sitio,
por muy bajo que sea,
en el banquete de la fiesta eterna
de Jesucristo, tu Hijo, nuestro Señor.

Introducción a la Plegaria Eucarística
La soberbia está en la raíz  de muchos pecados. Cristo vino a deshacer nuestra soberbia,  obedeciendo humildemente la voluntad del Padre. Nosotros nos unimos con humildad a Cristo en su sacrificio.

Invitación al Padre Nuestro
Conscientes de nuestras limitaciones,
esperamos todo lo bueno de Dios
y así oramos con Jesús nuestro Señor:
R/ Padre nuestro…

Líbranos, Señor
Líbranos, Señor, de toda soberbia,
que nos predispone unos contra otros
y  que nos inclina a no servir con agrado.
Líbranos del mal espíritu
de buscar fama y ganancia a expensas de otros,
incluso cuando intentamos servirnos unos a otros
y trabajar juntos para la venida gloriosa
de nuestro Señor y Salvador, Jesucristo.
R/ Tuyo es el Reino…

Invitación a la Comunión
Éste es Jesucristo, el Señor, que nos invita a su banquete.
Él viene a buscarnos en el lugar más humilde
y nos dice que subamos más arriba.
R/ Señor, no soy digno…

Oración después de la Comunión
Señor Dios nuestro:
Aquí estamos ante ti como huéspedes
invitados por tu Hijo Jesús a su mesa eucarística.
Te damos gracias porque nos ha aceptado
sin juzgarnos ni condenarnos, aunque nuestra fe no sea clara
y con frecuencia cojeemos cuando intentamos seguirle.
Disponnos interiormente
para que nosotros también, como él,
aceptemos como amigos y huéspedes
a los pobres y a los débiles,
justamente como tú nos has aceptado a nosotros.
en Jesucristo nuestro Señor.

Bendición
Hermanos: Si queremos que el Señor viva entre nosotros, sólo hay un lugar apropiado: el último lugar, el lugar de gente que sabe servir. No cabe pretender ser lo que en realidad no somos.
Y ante Dios todos somos pequeños, no podemos reclamar ningún mérito.
Ojalá sea ésta nuestra actitud, con la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Amén.

Confirmación

Fecha de la Confirmación 27 de Noviembre 2016

Fiesta Patronal

Fiesta Patronal 7 de Octubre

NotiParroquial

Noticias

Diezmo

El diezmo es una devolución, una contribución, un acto de amor y un gesto de entrega. Nosotros no pagamos el diezmo, nosotros devolvemos el diezmo, ya que “todo” lo que somos y tenemos pertenece a Dios.

Leer más

Abriguemos al hermano

Abriguemos al hermano en este frio, si tiene algo para donar de buen corazón los esperamos en la Secretaría Parroquial o contacte al nro 905 - 878

Leer más

Visita al Enfermo

Contacte con nosotros si quiere que se le lleve el Pan de Vida a los enfermos. Teléfono: 905 - 878

Leer más

Confesiones

Para confesiones contacte con la Secretaría Parroquial,

Santo Rosario

El grupo Cristo Jóven estará visitando su casa para hacer el Rosario en Familia.

Cantidad Visitas

0700916
Hoy
Ayer
Esta Semana
Semana Pasada
Este Mes
Mes Pasado
Todos
861
1712
14134
14134
51969
69623
700916

El pronóstico para hoy
1200

22.10%
5.99%
4.23%
0.51%
0.27%
66.90%
Online (15 minutos):36
36 visitantes
0 miembro

Su IP:54.92.155.77

MFC JUVENIL

Online

GN Streaming Media Player

Capillas y Comunidades

Informaciónes de las Capillas y Comunidades

Leer más...

En linia

Tenemos 36 visitantes y ningun miembro en Línea

Santa Misa

Intenciones para la Santa Misa Online

Horario - Santa Misa

Lunes a Viernes 19:00 hs

Sábado 19:00 hs

Domingo 09:00 / 19:00 hs

Catequesis en Familia

Todas las fotos de la Parroquia lo encontrará en el Facebook Catequesis en Familia

Sea amigo de Catequesis en Familia

Dpto. Catequesis

El Dpto de Catequesis tuvo a su cargo la Formación de Catequistas en el 2015.

Luego de la Evaluación presentada a nuestro Asesor Toribio Duarte.. Seguiran con la conformación todo el año 2016.

Nuestra Parroquia

Google Plus

Redes Sociales

 

 

Informaciones

Info 1: Formación Catequistas en 27 de Agosto
Info 2:Domingo 28 de Agosto reunión MFCJ
Info 3:Domingo Santa Misa 09:00 y 19:00 hs
Info 4:Gracias por visitarnos

Fotos subidas con el móvil

Noche de Liberación

Volver
..

@Parroquia Ntra. Sra. del Rosario Lambare / Virgen del Rosario y Paí Gamarra. Teléfono: (021) 905 - 878