Cargando...
Parroquia Nuestras Señora del Rosario Lambaré

Lectura del Dia

Primera lectura

Lectura de la carta a los Hebreos (6,10-20):

Dios no es injusto para olvidarse de vuestro trabajo y del amor que le habéis demostrado sirviendo a los santos ahora igual que antes. Deseamos que cada uno de vosotros demuestre el mismo empeño hasta el final, para que se cumpla vuestra esperanza, y no seáis indolentes, sino imitad a los que, con fe y perseverancia, consiguen lo prometido. Cuando Dios hizo la promesa a Abrahán, no teniendo a nadie mayor por quien jurar, juró por sí mismo, diciendo: «Te llenaré de bendiciones y te multiplicaré abundantemente.» Abrahán, perseverando, alcanzó lo prometido. Los hombres juran por alguien que sea mayor y, con la garantía del juramento, queda zanjada toda discusión. De la misma manera, queriendo Dios demostrar a los beneficiarios de la promesa la inmutabilidad de su designio, se comprometió con juramento, para que por dos cosas inmutables, en las que es imposible que Dios mienta, cobremos ánimos y fuerza los que buscamos refugio en él, asiéndonos a la esperanza que se nos ha ofrecido. La cual es para nosotros como ancla del alma, segura y firme, que penetra más allá de la cortina, donde entró por nosotros, como precursor, Jesús, sumo sacerdote para siempre, según el rito de Melquisedec.

Palabra de Dios

Salmo

Sal 110,1-2.4-5.9.10c

R/.
El Señor recuerda siempre su alianza

Doy gracias al Señor de todo corazón,
en compañía de los rectos, en la asamblea.
Grandes son las obras del Señor,
dignas de estudio para los que las aman. R/.

Ha hecho maravillas memorables,
el Señor es piadoso y clemente.
Él da alimento a sus fieles,
recordando siempre su alianza. R/.

Envió la redención a su pueblo,
ratificó para siempre su alianza,
su nombre es sagrado y temible.
La alabanza del Señor dura por siempre. R/.

Evangelio de mañana

Lectura del santo evangelio según san Marcos (2,23-28):

Un sábado, atravesaba el Señor un sembrado; mientras andaban, los discípulos iban arrancando espigas.
Los fariseos le dijeron: «Oye, ¿por qué hacen en sábado lo que no está permitido?»
Él les respondió: «¿No habéis leído nunca lo que hizo David, cuando él y sus hombres se vieron faltos y con hambre? Entró en la casa de Dios, en tiempo del sumo sacerdote Abiatar, comió de los panes presentados, que sólo pueden comer los sacerdotes, y les dio también a sus compañeros.»
Y añadió: «El sábado se hizo para el hombre y no el hombre para el sábado; así que el Hijo del hombre es señor también del sábado.»

Palabra del Señor

AMOR MEUS PONDUS MEUM

Decía Agustín en sus Confesiones que el amor es el “pondus” del corazón, mi “peso”. Y añade: “Amor Meus Pondus Meum: illo feror, quocumque feror”; que podemos traducir algo así como El amor es mi peso; por él voy dondequiera que voy”.

He recordado esta frase agustiniana al leer la primera lectura de Hebreros: “la esperanza que Dios nos ofrece es para nosotros como ancla del alma, segura y firme”. Seguramente que todos podemos visualizar la fuerza de un ancla. Me imagino a mí misma, a veces vagando de un lado a otro, etapas o momentos en que no te “encuentras” en ningún sitio. Y es entonces,  al sentir un ancla en el propio alma, segura y firme, cuando recuperas tu propia dignidad.

Tenemos el amor como un peso que centra; la esperanza, como ancla de mi alma. Y nos queda la fe.  Alguien con fe, amor y esperanza, es alguien libre, señor o señora de su propia vida. Es la imagen que aparece hoy en el evangelio. Propio de Dios es infundirnos la libertad para hacer lo que no está permitido cuando así tu “pondus”, “el ancla de tu alma”, te va llevando. El sábado -y todo cuanto existe- fue creado para el ser humano. ¡Cuánto se fía Dios de nosotros! Y como rezamos en el Himno, “que el hombre no te obligue, Señor, a arrepentirte de haberle dado un día las llaves de la tierra”. Que mi vida no te obligue a arrepentirte de haberme creado libre. Ojalá.

Hay más ejemplos vivos de lo que parecería a simple vista. Mira alrededor. También a lo largo de la historia. Hoy la liturgia recuerda hoy a San Antonio Abad, padre del monacato, ejemplo de admirable libertad y fidelidad radical. O Mª Antonia París, fundadora con Claret de las Misioneras Claretianas.  O cualquier otro testigo que para ti sea significativo. Que ellos nos ayuden y contagien de esta amorosa libertad.

LAS LEYES SON SERVIDORAS DEL PUEBLO
(Año I. Heb 6,10-20; Mc 2,23-28)

Introducción
      Año I. Nuestra firme esperanza, el ancla de nuestra fe, es que Dios hizo a Cristo nuestro sumo sacerdote según el orden de Melquisedec; una frase más bien oscura para nosotros, que Pablo explicará más adelante. De todos modos, nuestra fe se basa en la palabra de Dios y en Cristo.
       Evangelio. La función de las leyes es ordenar las relaciones dentro de la comunidad, de tal modo que se guarden los derechos de Dios y de la gente con la que convivimos, y para hacernos conscientes de nuestras propias responsabilidades. Sin embargo, la experiencia nos muestra  que es una tentación humana  permanente convertir las leyes en algo absoluto, hasta llegar a hacer a las personas esclavas de la ley, en vez de que la ley sea servidora de las personas. Jesús nos recuerda hoy la prioridad de las personas y de la comunidad humana por encima de la letra de la ley.

Oración Colecta
Es más fácil para nosotros buscar la seguridad
observando las leyes y costumbres
que siendo personalmente responsables
de las personas con que convivimos.
y sirviéndote a ti con la libertad del amor.
Danos un poco de tu propia fantasía;
envíanos al Espíritu Santo que nos colme
con tu amor inventivo y creador,
para que sepamos buscar siempre nuevos caminos
para así alcanzarte a ti y a los hermanos.
Concédenoslo por medio de Jesucristo nuestro Señor.

Intenciones

  • Para que los cristianos entiendan los mandamientos como puertas que nos llevan a sentirnos libres del pecado y del mal,  y como caminos para servir a Dios y a los hermanos, roguemos al Señor.
  • Para que los legisladores de las naciones dicten leyes que sean verdaderamente humanas y sirvan al bien común de todos, roguemos al Señor.
  • Que el Día del Señor, el domingo,  sea para nosotros una ocasión especial para crecer en el amor de todos nuestros seres queridos, para visitar a los enfermos y para servir a los necesitados, roguemos al Señor.


Oración sobre las Ofrendas
Oh Dios y Padre nuestro:
Tú ordenas al sol brillar
y a la lluvia caer sobre los campos
sembrados por el labrador,
para satisfacer su hambre con pan y arroz.
Alivia aquí nuestra hambre de bondad,
de amor y de cosas perdurables
con la eucaristía,  pan de vida eterna,
que es el mismo Jesucristo,
Hijo tuyo y Señor nuestro,
que vive y reina contigo y con nosotros
por los siglos de los siglos.

Oración después de la Comunión
Oh Dios y Padre nuestro:
Nosotros convertimos tus leyes,
e incluso las nuestras,
en algo inflexible y absoluto,
por las que nos encarcelamos
a nosotros mismos y a los demás.
Y entonces tú te nos das a ti mismo en tu Hijo Jesús
para recordarnos que lo que cuenta es
cómo vivimos para ti y para los hermanos
y cómo hacemos partícipes los unos a los otros
de nuestra propia persona.  
Que esta eucaristía nos colme
con la mentalidad de tu Hijo,
para que nos hagamos presentes
los unos a los otros
con un amor liberador.
Ya que tú nos has hecho liberado
de toda esclavitud,
por Jesucristo nuestro Señor.

Bendición:
Hermanos: Las leyes se hacen y son para el pueblo, no el pueblo para las leyes. Esto se aplica también a las leyes de Dios. Los mandamientos son pautas o directrices, ayudas para el pueblo, no absolutos tiranos.
Que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre ustedes y permanezca para siempre.

Dpto. Catequesis

Catequesis Parroquial

Visite la Web de la Catequesis Parroquial

Leer más

Catequesis 2017

NotiParroquial

Noticias

Diezmo

El diezmo es una devolución, una contribución, un acto de amor y un gesto de entrega. Nosotros no pagamos el diezmo, nosotros devolvemos el diezmo, ya que “todo” lo que somos y tenemos pertenece a Dios.

Leer más

Abriguemos al hermano

Abriguemos al hermano en este frio, si tiene algo para donar de buen corazón los esperamos en la Secretaría Parroquial o contacte al nro 905 - 878

Leer más

Visita al Enfermo

Contacte con nosotros si quiere que se le lleve el Pan de Vida a los enfermos. Teléfono: 905 - 878

Leer más

Confesiones

Para confesiones contacte con la Secretaría Parroquial,

Santo Rosario

El grupo Cristo Jóven estará visitando su casa para hacer el Rosario en Familia.

Cantidad Visitas

0881576
Hoy
Ayer
Esta Semana
Semana Pasada
Este Mes
Mes Pasado
Todos
681
440
1584
4746
16277
29750
881576

El pronóstico para hoy
2904

23.01%
5.55%
3.71%
0.51%
0.22%
67.00%
Online (15 minutos):21
21 visitantes
0 miembro

Su IP:54.205.173.230

Online

GN Streaming Media Player

Capillas y Comunidades

Informaciónes de las Capillas y Comunidades

Leer más...

En linia

Tenemos 21 visitantes y ningun miembro en Línea

Santa Misa

Intenciones para la Santa Misa Online

Horario - Santa Misa

Lunes a Viernes 19:00 hs

Sábado 19:00 hs

Domingo 09:00 / 19:00 hs

Catequesis en Familia

Todas las fotos de la Parroquia lo encontrará en el Facebook Catequesis en Familia

Sea amigo de Catequesis en Familia

Dpto. Catequesis

El Dpto de Catequesis tuvo a su cargo la Formación de Catequistas en el 2015.

Luego de la Evaluación presentada a nuestro Seguiremos con la conformación todo el año 2016.

Nuestra Parroquia

Google Plus

Redes Sociales

 

 

Informaciones

Info 1:Domingo 09:00 hs y 19:00 hs Santa Misa
Info 2:Reunión Consejo Pastoral 8 de Enero 2017
Info 3:Felices Fiestas y Prospero 2017
Info 4:Gracias por visitarnos

Fotos subidas con el móvil

Misa de Sanación

2do Miercoles de cada Mes

17:00 hs Santo Rosario

17:30 Adoración al Santísimo

18:30 Oraciones

19:00 Santa Misa

20:00 Imposición de Manos

Adoración al Santísimo

  Todos los Jueves

Adoración y Santa Misa

18:00 Adoración al Santísimo

19:00 Santa Misa

 

 

  Todos los Viernes

Misa de la Divina Misericordia

19:00 Santa Misa

20:00 Imposición de Manos

 

Volver
..

@Parroquia Ntra. Sra. del Rosario Lambare / Virgen del Rosario y Paí Gamarra. Teléfono: (021) 905 - 878